Mi fin del mundo

 

Después de conducir más de una hora por carreteras de barro, el camino, sencillamente, se acaba.

Una punta y dos mares.

………………….

Antes de  que se descubriera que  vivimos  en un globo y que más allá del horizonte había otras gentes, otras civilizaciones…al llegar a lugares como en el que me encuentro ahora, la gente debía pensar que era el fin del mundo.

Hay hielo? no, no hay hielo, ni nieve.

Hay mar, viento, lluvia, corrientes, furia…soledad.

Gris.

Miedo.

Una clase de miedo que contradictoriamente produce placer.

Quiere uno entrar allí?

No.

Pero sí.

Probablemente,  sino estuviera solo no tendría estas sensaciones, Allí, debajo del acantilado, las olas golpean y no hay nada más que yo.

El mar está enfurecido. tendré que esperar a que calme.

Debajo de la punta, está la ola.

 

2 comments
  1. ramon says: 27 noviembre, 201113:12

    Hola Kepa!!!

    ahora que ya has probado los trajes patagonia ¿podrias decirnos que tal van?

    Para el cantabrico que recomiendas el R3 o el R4

    gracias!

  2. Oficina de Hechos says: 30 noviembre, 201121:02

    Oye Kepa, podrías recomendarnos algún color para las katiuskas de este invierno? Ese kepa, el fin del mundo y a empezar de nuevo. A por ello. Salud!

Submit comment