Chicama, Perú.

‘Mamape’, en lengua la originaria, es una ola mundialmente conocida por los surfistas por ser posiblemente la izquierda más larga del mundo. Sin embargo, no lo es tanto por ser el origen del surf. La historia de Chicama es fascinante.

Se dice que aquí empezó todo, nada menos que hace 5.000 años.

Siento una profunda admiración por aquellos surfistas, ya que para mí, subirme a un caballo de totora, ha sido como volver a empezar a hacer surf. Una cura de humildad.

Aquellos surfistas, también sabían lo que se siente al sobrevolar una ola y convertirse, por unos segundos, en pelícanos.

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.30.52

Captura de pantalla 2015-02-24 a las 19.22.55

Captura de pantalla 2015-02-24 a las 19.23.02

Captura de pantalla 2015-02-24 a las 19.23.08

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.35.28

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.33.26

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 12.32.30

Read More

DSC00217

Son las cuatro de la mañana y me he levantado para subir caminando a Machu Picchu. Quiero llegar de los primeros para poder verlo sin gente e imaginar por unos minutos lo que debió de sentir la persona que descubrió aquello.

Quedan 500 metros de desnivel para llegar a la cima. Me lleva una hora y cuarto de duro camino alcanzarla.

Ya he llegado. Está amaneciendo. Todo es muy confuso aquí arriba, la bruma y las nubes esconden y descubren intermitentemente las majestuosas montañas. Debe de ser el sitio más hermoso que he visto en mi vida. No hay viento y escucho el sonido del silencio.
Aprovecho ahora para sentarme en un roca y descansar, esperando a que esa nube descubra el rincón sagrado. No tengo prisa, la paz es casi perfecta.

Ahora la nube se desplaza y veo, por primera vez, la maravilla del mundo.

DSC00218

Todos las fotografías, reportajes y propaganda turística que me han traído hasta aquí no tiene absolutamente nada que ver con el indescriptible espectáculo que estoy viviendo, sintiendo, aquí, ahora. La ciudad entera está al descubierto y la energía que se respira es indescriptible. Machu Picchu, el santuario religioso, está delante.

Una sensación de profundo respeto por esta civilización me inunda por dentro. Cómo es posible que construyeran esta obra aquí, en este rincón aislado, lejos, muy lejos de todo lugar, de todo lo que nosotros, en nuestra civilización occidental, consideramos un lugar estratégico.

Alguien me dijo que uno siente como que los incas eran extraterrestres al llegar aquí, pero ahora tengo la sensación de que el extraterrestre soy yo. En este lugar todo es armonía, tranquilidad. Todo tiene sentido.

Esta gente vivía arraigada a la tierra, se alimentaba de la tierra. Venimos de una civilización donde nos autodenominamos ‘ciudadanos del mundo’ y nuestros hijos creen que los tomates crecen el supermercado… ¿extraterrestres? Nosotros. Aquí sí vivían ciudadanos del mundo.

Ahora mi mente se aleja en el espacio y tiempo para situarme en donde estoy. Y es que es fascinante pensar que el Universo se creó hace 14.000 millones de años, quién sabe cómo, llámalo dios, si es que te funciona…en él, se estima que hay 100.000 millones de galaxias (¡¡¡100.000 millones de galaxias!!!) compuestas por una inmensidad de estrellas, una de ellas, la nuestra.

El Sol, fuente de nuestra vida, se creó hace 5.000 millones de años, igual que la Tierra. Es decir, prácticamente ayer.

Después vino la vida, y el hombre, la civilización, hace tan solo unas horas.

Unos pocos minutos atrás (400 años, nada), los Incas, ciudadanos del mundo, hermanos nuestros, se vieron invadidos por nosotros, los europeos.

Y ahora estoy aquí, en el presente que ya se ha ido, observando esta magnifica obra con algo de nostalgia. Lo que queda de todo esto.

Mañana vuelvo a las costa, a surfear, que es mi pasión.

Viviré 100 años, máximo. Muchísimo menos que un granito de arena en esta escala, pero siendo consciente del gran privilegio que es estar viviendo, y disfrutando de esta maravilla que tengo delante.

Y me pregunto cuándo otras civilizaciones estarán visitando las ruinas de nuestras ciudades. Y me temo que pronto. En menos de un minuto.

Gracias a los Incas, a Machu Picchu por haberme hecho viajar. En el tiempo.

DCIM100GOPROGOPR0169.

Captura de pantalla 2015-02-22 a las 12.17.35

Read More

Peru 3

Tiene ganas de hablar. Está solo, y yo también.

-¿De dónde eres amigo?

-De Bilbao.

Él es un hombre de unos 30 años, delgado, alto, bien parecido. “De buena familia” diría yo, que no por eso tiene por que ser necesariamente buena.

-De Bilbao…

Repite y se ríe.

Y yo también me río. A veces unas pocas palabras y otro tanto de humor abren una puerta a la complicidad entre dos extraños.

Son las 11 de la noche y aquí estamos, dos desconocidos en la puerta de un pub de las cercanías de la plaza San Blas, Cusco, contándonos nuestra vida.

Yo soy algo así como un surfista documentalista que anda vagando por el mundo buscando olas, le digo, aunque no se si me entiende muy bien, no es fácil de explicar.

Y él abre con su historia. A pesar de su timidez, se ha apresurado a hablar conmigo, porque está sólo y necesita soltarlo. Yo ya he sentido eso antes..

Este hombre viene de Ecuador. Tiene un mes de vacaciones y se ha venido sólo a visitar la joya de Cusco, Machu Picchu, únicamente pensaba estar una semana, y pasar el resto de sus vacaciones con su familia y sus amigos allí, de vuelta en Ecuador.

Pero las cosas no siempre salen como uno las planea. Después de dos días en Cuzco, por alguna razón, la tarjeta de crédito no le funciona. No tiene dinero en metálico y nadie le da una respuesta sobre qué demonios está pasando con su tarjeta. No puede llamar, no tiene dinero para pagar el hostal, comida…Él pensaba que venía a Cuzco a por aventura, pero la aventura empieza cuando algo se tuerce…

Pide comida y, visto el problema, alguna buena alma cusqueña le hospeda gratuitamente en un hostal hasta que su situación se solucione.

¿Qué hacer ahora? Una persona acomodada, ahora sin dinero, sin solución.

¿Sin solución? Queda recurrir a la imaginación, a la creatividad.

Esta metido en una buena y no le queda otra que darle vueltas al coco… él sabe tocar la guitarra, tiene nociones básicas de música. Con 5 dólares que le quedan y regateando, consigue una pequeña flauta y aprende fácilmente a tocarla.

Se sienta en el suelo de una calle donde transitan los turistas y empieza a tocar la flauta,

a tocar la flauta…

Se siente ridículo, nunca se hubiera imaginando en aquella situación, sin embargo, las monedas empiezan a caer y se siente extraordinariamente bien. Se siente realizado.

Hoy, lleva 10 días haciendo música en la calle. Con el dinero que ha sacado ha podido pagar el hostal, la comida y llamar por teléfono a su casa.

Le he invitado a tomar una cerveza (que a eso sí me llega) en el pub donde, desde lejos y entre las estrechas calles de este barrio de Cusco, suena un grupo en directo. En los alrededores de San Blas, hay bastantes garitos donde grupos alternativos tocan temas clásicos de rock.

Este grupo estaba tocando en el pub mientras compartía la cerveza con mi nuevo colega. No me atreví a pedirle una foto, así que decidí fotografiar a la banda para recordar este momento.
Peru banda

Llega la hora de despedirse. Mañana salgo hacia Machu Picchu en bus.

Nos despedimos. Me desea buen camino:

– Espero que se solucione tu problema con la tarjeta.

– Yo me alegro de que no me haya funcionado.

Se le ve feliz y pleno, al menos hasta que su tarjeta vuelva a funcionar.

Buen camino amigo.

Ya ha amanecido.

Las calles de la ciudad de Cuzco toman vida desde muy prontito a la mañana. Es gracioso. La localización de Cuzco me recuerda a Bilbao, ”el bocho” rodeado de montañas.

A cada lado que mires, al final del todo, verás montañas selváticas.

Hay muchos turistas por las callejuelas. Aún así, Cusco tiene mucho de verdad.

Me encuentro con un mercado local en la plaza de San Blas, donde los originales compran e intercambian comida.

La música andina suena en una tienda de alpaca, y el vendedor me ha enseñado algunas palabras en Quechua, el idioma original que perdura en la cordillera.

Y es que estamos en el corazón de los Andes, en la selva amazónica, y yo estoy feliz pues mañana estaré en la antigua ciudad inca llamada Machu Picchu.
Peru 2

Peru 1

Peru 5

peru 7

Peru 6

Read More

El mar, a veces te da y otras te quita.

Impredecible, nunca sabes lo que va a suceder, y una vez más las olas no aparecieron ese día.

Ahora se han ido y estoy camino a Cusco, con la intención de realizar otro sueño y conocer la amazonia selvática, el corazón de los Andes.

En cualquier momento, las olas, volverán a aparecer.

En mis sueños, ya están.
Peru7

peru6

Peru4

Read More

Me acaba de llegar este nuevo video de un viaje que hice junto a Jon Irigoien, Nato Gonzalez, mi hermano Eneko y el maestro camarógrafo Jon Azpuru.
Aquì os dejo algunas imàgenes.

perdidos-en-terras-gallegas-01

perdidos-en-terras-gallegas-natxo-gonzalez

perdidos-en-terras-gallegas-02

Read More

Aquì podeis ver un minI docu que han hecho nuestros amigos de CANAL+.
Querìa agradecer a Jose Larraza a J. Chanca Morronco y a todo el equipo de Informe Robinson por el cariño que le han puesto.
Tambièn un abrazo desde aquì a mis La Oficina De Hechos por el poema final.
Espero que os guste. Un abrazo desde Perù!

Captura de pantalla 2015-01-02 a la(s) 12.16.53

Read More

DCIM100GOPROGOPR0137.
Llevo ya un largo tiempo ansiando este día.

Ya llegó el momento y aquí estoy, en el aeropuerto de Lima, a las 9:33a.m. esperando un vuelo doméstico para llegar a mi destino, el norte de Perú, Talara.

Por aquella zona se encuentran algunas de las mejores olas del mundo y yo muero porque esas olas vengan mañana.

Es curioso. Los aeropuertos son lugares con una energía única. Gente de todas las clases, razas y edades se juntan en un mismo lugar.Todos con diferentes destinos, diferentes objetivos.

Muchos de ell@s, trajeados, tratarán de hacer el negocio perfecto, otros el viaje perfecto…todos buscan algo…

Y yo estoy aquí sentado en el suelo, con mis cinco tablas mirando un parte metereológico, soñando con esas olas que ya casi son mías. A unas horas del destino, con una marejada viniendo del norte.

A unas horas de un sueño. Allá vamos.
……………….

27 de enero, Cabo Blanco y Hemingway

La búsqueda de esa ola me ha llevado hasta Cabo Blanco, un pequeño pueblo pesquero que presume tener la ola más famosa de todo Perú.

Después de una buena surfeada por la mañana descubro en un pequeño bar de pueblo una foto del célebre escritor Ernest Hemingway. Uno se pregunta como llegaría Hemingway hasta este rincón del planeta.

Pues igual que yo, preguntando.

Por lo visto, algún amigo suyo le comunicó que en Cabo Blanco se encontraban los mayores peces jamás pescados a caña y aquello le llevó hasta aquí.

Tres años antes, un americano llamado Alfred Gassell, pescaría el mayor marlín capturado en la historia, un enorme pez de 778 kilos.

peru2

En 1956, Hemingway pasó más de un mes en Cabo Blanco a la caza del marlín.

Este lugar, inspiró a ¨Don Ernesto¨ a escribir “El viejo y el mar”, uno de mis libros preferidos.

Peru3

Peru4
No mucho más tarde, llegaríamos nosotros, los surfistas, a dar caza a esa ola perfecta. Hoy alrededor de 50 nos hemos encontrado en este templo sagrado.

Mañana es el día de olas más grandes y me preparo a ir junto con -ahora mis amigos- Susu, Luis y Roberto para dirigirnos a esa izquierda, una de las mejores rompientes de la zona. Una izquierda larga y tubular, eso es todo lo que quiero.

Cruzo los dedos para que las olas estén allí.

peru8

28 de enero,

Nos despertamos a las 4:30am. Aún nos queda hora y media de camino y queremos llegar a la rompiente de noche. Todo lo que vemos en el camino es un enorme y precioso desierto, un mar de arena y rocas pegado al Océano Pacífico.

Llegamos al fin a la ola, una increíble visión me hace saltar de pronto del asiento y ponerme el traje.

Cremalleras perfectas de olas recorren una clásica caleta de pescadores. A ellos les cuesta salir en sus barcas al mar debido el oleaje, y yo sueño por que vengan olas más grandes.

peru6

Entro al agua y espero. Y espero…

Se hace largo el tiempo esperando, especialmente cuando esa ola por la que has viajado hasta allí no llega.

Cojo una primera ola, dura, un cilindro perfecto… pero la ola es demasiado pequeña…

Peru7

Y espero.

Según los minutos pasan mi ilusión se desvanece, las olas no han llegado y hoy no va a ser el día soñado.

La marejada ya se ha ido y ahora espero a que las olas vuelvan a estar aquí.

Me dirijo ahora con mi amigo Cyrus Sutton, en busca de algunas de las olas mas largas del planeta.

Read More

Latinoamèrica, un sìmbolo de esperanza

Se puede seguir el proyecto en Destino Sudamerica
Un abrazo a todos!
Besarkada bat!

Read More

A pocos días de salir de casa.
Estoy a punto de partir un par de meses por Latinoamèrica.
Soy feliz cuando salgo,
pero un poco mas feliz cuando vuelvo.
Una producción de haizeacam.com

Captura de pantalla 2015-01-20 a las 19.13.10

Read More

Captura de pantalla 2015-01-18 a las 21.13.22

“Si sos joven tienes que saber esto, la vida se te escapa y se te va minuto a minuto y no puedes ir al súper mercado y comprar vida.

Entonces lucha por vivirla, por darle contenido a la vida. La diferencia de la vida humana de las otras formas de vida es que tú le puedes dar hasta cierto punto una orientación a tu vida.

Tú puedes en términos relativos ser autor del camino de tu propia vida.
No eres como un vegetal que vives porque naciste, después de haber nacido puedes dar un contenido, oh no! Oh puedes enajenar tu vida que te la compre el mercado, y te pasas toda la vida pagando tarjeta y comprando cacharros y le das para adelante y al final de puertas un viejo como yo. Todo lleno de reumatismo, te pelaste y qué hiciste en este mundo?.

Pero si tuviste un sueño, y peleaste por una esperanza, intentaste transmitirle a los que quedan tal vez quede un pequeño aliento rodando en las colinas,
en los mares..
y un pálido recuerdo que vale más que un monumento,
que un libro, un niño y una poesía.
La esperanza humana que se va realizando a las nuevas generaciones.

Compañeros: nada vale más que la vida, luchen por la felicidad y la felicidad es darle contenido a la vida y rumbo a la vida y no dejar que te la roben, y para eso no hay receta, esta acá, en la conciencia.

Si sos busao o usas el maravilloso y la maravillosa oportunidad de haber nacido tras ser milagroso.”
Pepe Mujica.

Read More