Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

 

photo_07

 

 

 

 

Como surfistas que amamos el viaje, estamos acostumbrados a viajar a lugares exóticos con la intención de surfear buenas olas y llevarnos ese recuerdo a casa.

La intención de Afrika Gift Project no es solo llevarnos algo, sino también dejar algo en el lugar al que estamos visitando.

En nuestro caso,

Queremos difundir el disfrute que aporta surfear a las comunidades africanas locales, enseñarles a surfear y dejar ese valor, trayéndonos a casa una experiencia fascinante.

La intención es hacer una recolecta de tablas viejas,  por redes sociales y que vosotros participéis donando antiguas tablas para enviarlas a Senegal.

Hay un montón de tablas olvidadas en garajes y trasteros que pueden ser utilizadas.

Captura de pantalla 2017-11-10 a las 13.11.37

Una vez las tablas de surf están en Senegal

viajamos allí, compartimos y les enseñamos a surfear.

Si tenéis alguna tabla vieja que no uséis podes poneros en contacto conmigo por medio de Instagram y Facebook.

El proyecto se llevará acabo entre enero y febrero del 2018.

Get much, receive much.

 

 

 

 

Captura de pantalla 2017-11-10 a las 13.11.42

THE AFRIKA SURF

GIFT PROJECT

in collaboration with Casamance Culture Houseç

As adventurous surfers we are accustomed to travel to exotic places with the intention of surfing good waves and taking that memory home.

The intention of Afrika Gift Project is not only to take something to us

but to leave something in the place to which we are visiting.

In our case,

We want to spread the stoke of surfing to the local african communities

and teach them how to surf and our values, bringing home a fascinating experience.

The intention is to make a collection of donations by social media networks and that you people participate by donating your old boards to send them to Senegal. There is too many surfboards forgotten that can be used

Once the surfboards are in Senegal

we travel there, share and teach them to surf.

Get much, receive much.

Captura de pantalla 2017-11-10 a las 13.12.53 Captura de pantalla 2017-11-10 a las 13.13.03

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

 

Viajar lento. Dejar tu teléfono. Conectarse al entorno. Sentir el viento, Probar la lluvia, acariciar el sol que escapa de las nubes. Ese era el plan.

Cabalgamos alrededor de 400kms y subimos algunas colinas grandes y sangrientas. No era el Tour de Francia, pero cuando llevas tus tablas y suministros y tu vida detrás de tí en un remolque, es doloroso.
Observamos nuestro entorno y probamos la turba, nos sentimos más conscientes, cabalgamos alrededor de arañas que cruzan la carretera, observamos cómo las mariposas revoloteaban a nuestro lado y todo. Saludábamos incluso a las ovejas.

En Stornaway, alguien me dijo: “No hay ciclistas felices en Lewis”, incluso mientras íbamos en 50mph de viento en contra que se convirtieron en enérgicos desviaciones que nos impulsaban hacia las olas, todos teníamos una gran sonrisa detrás de las muecas…

5D_X0397 5D_X0341 2000px_CRMxBW_HEADWIND-0030 2000px_CRMxBW_HEADWIND-0417 5D_X0065 5D_X0151 2000px_CRMxBW_HEADWIND-0283

 

…….

 

Travel slow. Put down your phone. Take in your surroundings. Smell the wind. Taste the rain. Feel the sun that escapes the clouds. That was the plan.

We rode around 400kms and rode up some bloody big hills, probably not Tour du France big but when towing your lives, boards and supplies behind you in a trailer they were bloody big, and bloody painful. We took in our surroundings and tasted the peat, we felt more aware, we rode around spiders crossing the road, we watched as butterflies fluttered beside us and everyone we passed said hello even the sheep. In Stornaway someone told me ‘There are no happy cyclists on Lewis’ well, even as we cycled into 50mph headwinds which turned into brisk offshores propelling us to the waves, we all had big smiles behind the grimaces….

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

“Llegará el día que nuestros recuerdos serán nuestra riqueza” escribió el poeta frases Paul Geraldi.

La primera vez que vine a Namibia fue en mayo del 2010, sólo, con una maleta y unas tablas. No tenía mucha información del lugar y estaba asustado, pero había una razón de peso por la que venir hasta aquí: un par de meses antes Cory Lopez y sus compañeros habían mostrado un video en el que aparecía una ola de ensueño, de otro planeta…. Skeleton Bay.

Estuve un mes y medio esperando a que esa ola apareciera, pero nunca pasó, En esa espera quedaron en mi memoria noches en el desierto, soledad, amigos y mil anécdotas  que enriquecieron el viaje.

Seis años después estoy aquí en Namibia, observando el lugar que cambio mi vida y mi manera de pensar. He venido con mi gran amigo Nacho Gonzalez. Esta vez observamos una gran marejada en el atlántico sur, nos compramos un billete y aquí estamos. El swell lleva viajando días como un ejercito. Estamos aquí en frente de la ola y está completamente plato. Parece mentira que mañana vaya a ser el gran día.

Esperando a que mañana a amanezca y llegue  la magia surja.

impacto_ola030 impacto_ola031 impacto_ola007 impacto_ola016

 

……

Son las 4:30 am y las tablas y estamos camino a la ola. Está amaneciendo y el mar suena con fuerza. Conducimos a la par de la costa  a toda velocidad, estamos a punto de llegar al spot.

La costa hace un pequeño giro que indica el comienzo de la ola. Ahora vemos que una linea se relantiza entre la niebla y podemos observa como la ola se convierte en sueño. recorremos 100 metros, 200 , 500 y la ola  pareciera que está quieta, si no fuera porque vamos a 5o kilometros por hora. Va enroscada como una mecha y ahora empezamos a gritar como locos. La bahía es enorme y se convierte en un templo sagrado de tubos sin fin. Nunca he visto nada igual. Yo soy agnóstico, pero si hay una razón por la que creer en dios, es este lugar.

Diez horas de tubos y felicidad pura. Hemos cogido las mejores olas de nuestras vidas y ahora puedo decir que soy el hombre  más feliz del mundo.  La marejada yo se va y mañana  habrá desaparecido como la Cenicienta, pero hoy es el día, que como bien dijo Geraldi, nuestros recuerdos  son ya nuestra riqueza, para siempre.

Gracias Namibia por los momentos vividos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

 

Nixon_SurfChallenge2016_Chippa_Wilson©bonnarme-3075 Nixon_SurfChallenge2016_kepa_acero(c)Nixon-81 Nixon_SurfChallenge2016_lfs(c)Nixon-2 Nixon_SurfChallenge2016_lfs©Nixon-3412 Nixon_SurfChallenge2016_benjamin_sanchis(c)Nixon-170

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

After traveling the world on 2015, feelings back at home.

Culture and, of course, Mundaka.

“Etxera Bueltatzen” ( English Subtitled).

Después de viajar por el mundo en el 2015, sentimientos al llegar a casa.
Cultura y, por supuesto, Mundaka.
“Etxera Bueltatzen” (Version Subtitulada en Castellano).
Un video editado por Jon Aspuru
Mundua bidaiatu ostean 2015. urtean, etxera bueltan.
Kultura eta noski, Mundakastreamer.co_.il_309417
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

Finalmente hemos sacado el video del último viaje que hicimos en Indo juntos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

¨Afrika es el origen de ser humano.

Es la gran desconocida,

por que puede ser difícil y peligroso…

Pero en la  incertidumbre reside  la esencia de la aventura ¨.

 

Así empieza el video y el artículo de nuestro inolvidable  viaje a Gabón.

Un viaje que empezó con una foto que encontré en el Google Earth, dónde detrás de un árbol se avistaba una izquierda larguísima… se la enseñe a mi amigo y corazón alegre Dane Gudauskas y se puso directamente con el visado.

Finalemente otros tres amigos, el editor de la Surfer Magazine Grant Ellis, el escritor Kimball Taylor y el cámara franco-gabonés Alex Laurel se sumaron a este expedición al corazón de la selva africana.

Como en todos los viajes a estos lugares tuvimos varios problemas. Uno de ellos es que no había cajeros automáticos y tuvimos que dosificar el poco dinero que teníamos. Pasamos hambre y en esas dos semanas comí más cacahuetes que en una vida.

Otro problema que tuvimos es que, dimos por hecho que el agua iba a estar ardiendo, y resulta que estaba helada. En el video y las fotos puede parecer muy tropical, pero lo cierto es que estábamos helados y las pasamos canutas…

Esta es la historia de nuestro viaje a Gabon, contada por Kimball, documentada por Grant y Alex.

Espero que os guste.

 

18_gabon_ellis_14 28560002 SRFP-160200-GABON2-13 SRFP-160200-GABON2-26 28530004 28590007 SRFP-160200-GABON4-011 Captura de pantalla 2016-01-20 a las 19.28.16

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr

“He volado en el Cabo Sin,

he conducido carreteras sin nadie,

he cogido a personas sin destino,

he rodado senderos y caminos.

He dormido sin ruidos,

sin aires, con aires.

Sin tí.

 

He comido con hambre,

los mosquitos se posan en mi cuaderno,

He dormido sin aire,

con las estrellas,

los perros, el viento,

el rugir del mar…

el monótono romper de las olas,

el espacio, el frío, el calor,

el viento, el sol, el salitre, la arena.

Y sin tí.

 

He puesto la mesa,

el pan,

el rico pan marroquí.

El café por la mañana,

Sus tés,

el tajín,

y el yang.

 

He dormido en sus playas,

he surfeado sus olas,

Mis manos han hablado con sus gentes

siempre sonrientes.

El asiento ha llevado sus cuerpos

y he tenido que bajarles de la nave occidente.

 

He comido con sus manos,

he bebido con sus labios,

he fumado sus cigarros.

Todo esto es ahora parte de tí,

de nuestra vida juntos.”

Un poema de nuestro Luis Tejerina en “La verguencilla”,

mi última lectura y muy aconsejable para cualquier viajero,

y no porque sea nuestro amigo.

A mi al menos me ha teletransportado  a los viajes que he hecho,

y para los futuros, en el 2016.

Podeis conseguirlo pinchando aquí.

Salud y libertad.

DSC_0635

 

 laverguen

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr
Read More